Willigis Jäger

Durante 15 años  fue aprendiz de Zen de YamadaKô-un Roshi. Durante seis años vivío muy cerca de él, en el zendo de Kamakura, dejando su trabajo de entonces para aprender Zazén bajo su tutela. Cada día pasaba muchas horas en su zendo y asistía regularmente a clases de Dokusan.

Conocío a YamadaKô-un Roshi como Maestro Zen no sólo de Teisho y Sesshins sino también en el trato cercano y humano con las personas. Ko-un Roshi le autorizó para el estudio de Koan. Después de haber estudiado todos los Koan con él, se le concedió la autorización para enseñar Zen en 1981.

Profundizo mis en el Zen a través de la práctica constante del sentarse y las numerosas visitas al centro de Kô-un Roshi en Kamakura. No es de extrañar, por tanto, que yo transmita Zen como él lo enseñó y, sobre todo, como él lo vivió. En 1983, Kô-un Roshi, acompañado por el Abad Fidelis von Münsterschwarzach, inauguró el zendo de Würzburg y me concedió el reconocimiento público de Profesor de Zen.

En 1996, Kubota-Roshi, el entonces Abad de la escuela Sanbôkyôdan, le hizo entrega del “Certificate of Dharma-transmission” y le e confirió, de esta manera, la confirmación y el reconocimiento como Maestro Zen y como 87º sucesor del BudhaShakyamuni. Desde entonces, la introducción y el acompañamiento de personas en el camino Zen es, junto a la Contemplación, la tarea más importante de mi vida. Ko-un Roshi quien llevaba una vida muy activa y dirigía una clínica, me enseñó que la vida misma es el Koan más importante, una forma de vivir totalmente independiente de cualquier confesión. Yo enseño, por tanto, el Zen de la escuela Sanbôkyôdan que recibí de Ko-un Roshi y lo transmito a otros.

En junio de 2009 creé la nueva línea de Zen a la cual di mi nombre Dharma de “Nube Vacía”. Se entiende como camino espiritual del corazón que acompaña al hombre moderno de la cultura occidental en su complejo estilo de vida. Esta nueva línea de Zen cuyo hogar es el Benediktushof de Holzkirchen cerca de Würzburg, pretende llegar hasta el hombre de hoy, señalarle un camino que contribuya al desarrollo de su vida y que lo guíe hacia la responsabilidad por el mundo.

El 23 de octubre de 2009, en el templo Bailin (templo y tumba del Maestro Zen Joshû), el Gran Maestro de Chan Jing Hui me entregó el Dharma en presencia del Maestro Zen y Abad Ming Hai. Con ello me convertí en 45º sucesor del Maestro Chan Linchi (en japonés: Rinzai).